lunes, 9 de junio de 2008

Reseña: Kick-Ass #3


Guión:
Mark Millar.
Dibujos: John Romita Jr.

Tintas: Tom Palmer
Color: Dean White.
Rotulista: Chris Eliopoulos

Editores: John Barber.

Portada: John Romita Jr.


por Esteban Pedreros

Tercer número de la serie de Mark Millar y John Romita Jr. Cuando se anunció ésta serie me entusiasmé bastante, sin embargo con el paso de los meses he llegado a reconsiderar mi posición.

Kick-Ass tiene un planteamiento bastante simple y potencialmente interesante... ¿qué pasaría si tuviésemos un superhéroes en la vida real?, como en la vida real no hay superpoderes, Kick-Ass es en realidad un vigilante y de esos ha habido varios. Se trata de un muchacho de 15 años, que ha leído muchísimos comics y fascinado por ellos decide imitar a sus héroes de papel en la vida real y en su primera salida lo golpean hasta dejarlo casi muerto (#1).

Tras meses de recuperación, Dave Lizewski vuelve al ruedo y esta vez sus esfuerzos por evitar que una pandilla le de una golpiza a un muchacho terminan con un video circulando en YouTube, que convierten a su Alter Ego en una celebridad (#2). En éste número nos topamos con las consecuencias de los acontecimientos de los números anteriores, principalmente el contraste entre la popularidad de la identidad como Superhéroe de Dave y su habitual anonimato en la escuela, donde los rumores de sus actividades extracurriculares han tomado un rumbo bastante distinto del que Dave esperaría.

Este comic fue precedido de una campaña viral y la respuesta de los lectores en cuanto a número de copias vendidas ha sido espectacular. Kick-Ass se publica bajo el sello Icon de Marvel, donde anteriormente apareció Criminal de Ed Brubaker y Sean Phillips y Powers de Brian Michael Bendis, es decir, es relativamente seguro asumir que se trata de un sello donde Marvel le permite a sus creadores más destacados explorar sus propias vetas creativas con un pequeño respaldo editorial. Por lo mismo, en mi caso esperaba más de parte de Mark Millar que un comic de acción pura y donde su protagonista es golpado tan brutalmente que a uno no le queda sino preguntarse si Dave tendrá tal vez poderes de sanación. Hay un pequeño giro en la trama hacia el final de éste capitulo con la introducción de un nuevo personaje que si bien podría haberme causado algo de intriga en otras circunstancias, aquí terminó por sacarme de la pretendida atmósfera de realismo de la serie.

John Romita Jr. es uno de mis dibujantes favoritos, su trabajo aquí es tan bueno como en cualquiera de sus trabajos anteriores, pero tal vez su estilo no sea el mejor a la hora de dotar de realismo a la revista lo que podría favorecerla, ya que a pesar de sus aspiraciones de retratar la vida de un superhéroe real toda la atmósfera de la serie se siente bastante fantástica.

Kick-Ass me ha resultado decepcionante al punto que tras sólo un par de números ya cancelé mi suscripción a la serie, es posible que como entretenimiento puro y sin aspiraciones sea un comic perfectamente respetable, pero tiendo a pedirle más a un comic de autor. No puedo sino reflexionar un pcoo sobre la circunstancia de que siendo Millar un escritor escocés intente escribir sobre la vida y obra de un muchacho estadounidense de 15 años. Para obras personales debiera uno circunscribirse a lo que conoce y definitivamente dejar de lado eso de gritar "Yo Homies", en el saludo de la sección de cartas del lector.

2.5 de 5 CVs

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a cverso@comicverso.com