viernes, 27 de julio de 2012

Reseña: The Dark Knight Rises [Esteban Pedreros]


Tras una semana de espera y de esquivar spoilers en Reseñas, Twitter, Facebook, TV, etc. pude finalmente ver The Dark Knight Rises (Batman: El Caballero de la Noche Asciende) y debo decir que mi primera impresión es favorable.

Voy a usar Spoilers menores en la reseña, nada que les eche a perder la película, pero sí haré alusión a algunos elementos de la trama, de modo que si prefieren no enterarse de nada hasta que la vean personalmente, les recomiendo postergar la lectura de mi reseña hasta entonces...

Han pasado 8 años desde que Havey Dent muriera siendo considerado un héroe por los ciudadanos de Gotham y el legado de esa mentira es el Acta Dent, una ley que ha posibilitado a la policía acabar con el Crimen Organizado de la ciudad. Agobiado por el recuerdo del hombre que casi mata a su familia y el deseo de revelar la verdad de lo ocurrido, Jim Gordon (Gary Oldman), se alza como el héroe de la ciudad aunque su falta de manejo político amenaza con dejarlo fuera del cargo de Comisionado. Bruce Wayne (Christian Bale), se ha transformado en un recluso dentro de su Mansión, físicamente lisiado y disminuido, enlutado por la pérdida de la mujer con la que esperaba dejar atrás su vida como Batman, es sacado de su profunda depresión por la aparición de Catwoman (Anne Hathaway), una ladrona que se infiltra en un evento de caridad para robar información personal de Bruce Wayne y deja la Mansión con el Collar de Perlas que pertenecía a Martha Wayne.

A pesar de la relativa calma que hay en Gotham, hay un policía que aún se mantiene vigilante. Las aprehensiones de Jim Gordon resultan correctas cuando lo que parecía un enfrentamiento con criminales menores termina en la muerte de varios policías y lo lleva a descubrir un mundo subterráneo entre las alcantarillas de Gotham, gobernado por el terrible Bane, un temible líder de una especie de milicia y/o culto que planea la destrucción de la Ciudad.

Batman se involucrará en el combate contra Bane, con toda la fuerza policiaca persiguiéndolo por el asesinato de Dent, pero pronto descubre que se trata de un enemigo inteligente, implacable e inmisericorde, por lo que necesitará la ayuda de todos los aliados que pueda encontrar. Entre ellos están Miranda Tate (Marion Cotillard), una millonaria accionista de Empresas Wayne que le ofrece ayuda para proteger la visionaria y peligrosa tecnología desarrollada por Lucius Fox (Morgan Freeman), que vuelve a equiparlo para combatir el crímen, John Blake (Joseph Gordon-Levitt), un joven patrullero que ve a Batman como un símbolo de la lucha por la justicia y no cree completamente en la ficción fabricada por Gordon y Batman sobre la muerte de Dent y Alfred Pennyworth (Michael Caine), el mayordomo y padre putativo de Bruce, quien buscará por todos los medios evitar que la lucha de Batman contra el crímen acabe con su sacrificio y la muerte del último integrante de la familia Wayne.

Eso es la trama de la primera mitad de la película, tratando de esquivar detalles sensibles, pero si vieron la publicidad, tráilers e imágenes promocionales que mostraban a Bane con la máscara rota de Batman, sabrán que el enfrentamiento de ambos termina muy mal para el Cruzado Encapotado. Hace un mes especulé sobre la trama de la película y acerté en algunas cosas (espectacularmente en una), pero en la gran mayoría me equivoqué bastante porque ordené mal los cortes del trailer (ilusamente los interpreté cronológicamente), pero si hay una frase de la trilogía que marca al personaje es aquella que pronunció Thomas Wayne (Linus Roache), en su inicio: "¿Por qué nos caemos Bruce?... para levantarnos nuevamente", define la temática de esta secuela y da forma al carácter del personaje. Batman es destruido por Bane y para salvar a Gotham, que queda bajo asedio (definitivamente hay una conexión con No Man's Land, pero con una mejor justificación), Batman tiene que reconstruirse a sí mismo física y espiritualmente.

Veamos a los personajes:

Alfred Pennyworth: Es una de las películas en que tiene menor tiempo en pantalla, pero a la vez adquiere mayor peso. La preocupación paternal de Alfred por Bruce, lo obliga a buscar la forma de evitar que Bruce termine su cruzada de forma trágica, debido a que la pérdida de Rachel (Katie Holmes/Maggie Gyllenhaal), le ha despertado el deseo -subconciente- de morir sacrificándose por Gotham.

Catwoman: El personaje es una mezcla de lo que presentó Frank Miller en Año Uno y de la destacada etapa de Ed Brubaker y Darwyn Cooke con el personaje. Selina Kyle viene a romper la apatía melancólica en la que está sumido Bruce al principio de la película y desencadena la trama. Anne Hathaway lo hace bastante bien, a su personaje le juega en contra el disponer de menos tiempo de exposición e introducción, por lo que mucho de su pasado y personalidad queda sin explorar y es trabajo de uno llenar los vacios con suposiciones (o conocimiento de los cómics). Catwoman está bien, bien rica, no hay otra forma de decirlo, mi único problema fue que físicamente Hathaway se ve muy delgada y cuesta creer que con sus 50 kilos vaya a noquear a uno de los secuaces de Bane, pero Hathaway vende el rol con su convicción asi que dejé de cuestionar el asunto luego de un par de secuencias de combate. La relación con Batman es interesante porque si bien este no pudo dejar de lado sus actividades extracurriculares para llevar una vida normal con Rachel, Catwoman está más cerca de su mundo.

Miranda Tate: Es una hermosa millonaria accionista de las empresas Wayne, que comparte los fines altruistas de Bruce Wayne y su interés por usar su fortuna en beneficio de la Ciudad, transformándose en su aliada cuando la empresa cae bajo el ataque del ambicioso e inescrupuloso John Dagget (Ben Mendelsohn). Miranda es el salvavidas de Bruce, la posibilidad de dejar atrás a Batman e intentar salvar la ciudad con sus actividades diurnas y Marion Cotillard tiene cómo vender la idea de un estereotipo idealizado de mujer o de volverse imponente cuando es necesario.

John Blake: Pensé que iba a odiar a este personaje y no fue así. Se trata de un policía joven e idealista, criado en un orfelinato al amparo de los programas de ayuda social financiados por la Fundación Wayne. Como niño y habitante de Gotham llegó a admirar profundamente el símbolo de esperanza en que se convirtió Batman y es el único que duda de su culpabilidad en la muerte de Harvey Dent. Con el avance de la película asume el rol de mano derecha de Gordon, a quien también admira y se transforma en fuente de inspiración para el agotado espíritu de Wayne y Gordon.

Hacia el final de la película hay una escena con Blake que me habría gustado si no fuera por la forma en que cerraron la idea. Creo que si iban a gastar unos segundos en complacer a los fans, debieron hacerlo con una alusión más comiquera y no optar por aquella que iba a dejar inconforme a los fans comiqueros para que lo entendiera el público general... Nolan, apenas los no iniciados escucharan la exclamación de los fans se habrían preocupado de preguntarle al fanático más cercano que le aclarara la referencia. Nadie que no lea cómics entendió quién era el personaje de la escena adicional de los Avengers y eso nos transformó en estrellas sociales por 15 segundos (el margen de tolerancia a los arranques ñoños que tiene el mainstream)

Jim Gordon: En el clímax de la película, Gordon se encarama en un camión para ayudar a Batman a evitar la destrucción de Gotham y en ese momento me quedé pensando que el personaje era el verdadero héroe de la historia. Gordon no transa, no cede, no se acobarda y no deja de sacrificarlo todo para salvar la ciudad y aunque es amigo de Batman, no tiene entrenamiento ninja, tanque urbano, armadura de fibra de carbono, ni helicóptero de combate urbano. Creo que es mi personaje favorito de la serie... aún más que el protagonista.


Bane: Con la pinta de personaje de la Lucha Libre y la máscara tipo bozal, tenía serias dudas de que el personaje funcionara, pero lo hace y lo hace bastante bien. Cuando fue presentado originalmente se lo mostraba como un estratega supremo y un rival temible, capaz de igualar y hasta de superar a Batman en combate... el problema es que luego se les olvidó todo eso y perdí interés en el personaje. Acá hay una mezcla de ése Bane y un tanto de homenaje al Dark Knight de Miller con cierto parecido de Bane al líder de los Mutantes de aquella revista. Tom Hardy se impone por presencia en la película, ya en la primera secuencia uno se toma en serio la amenaza y se da cuenta de que es la suma de la planificación de Ra's Al Ghul y de la violencia sicótica del Joker. No sé cómo será la versión en español, pero la voz en inglés está muy bien lograda y Hardy termina actuando a través de la entonación de su voz al tener la cara mayormente cubierta por la totalidad de la película... como suele pasarle a los británicos, en ocasiones se vuelve excesivamente teatral, pero me gusta el tono de seguridad y desdén con el que trata a todo el mundo. Creo que a partir de ahora podemos esperar ver el regreso de Bane a los cómics bajo una interpretación mucho más parecida a la de ésta película.

Para terminar. Me gustó The Dark Knight Rises, me parece que hace un buen trabajo en cerrar la historia del personaje dentro de este universo fílmico, aunque creo eso sí que la duración de la película es un tanto excesiva y aunque no llegué a aburrirme, sí hubo momentos en los que sentí que el ritmo se hacía lento, ahogado en la necesidad de explicar ideas y personajes. Si hay algo que criticarle a la trilogía de Christopher Nolan es su ambición (o Pretención/Presuntuosidad en caso de que no les haya gustado), lo que hace el director es construir un drama épico con algunas características de fábula (historia con moraleja), Batman es un "héroe", un "símbolo", Ra's Al Ghul es el "juicio de Gotham", el Joker es la "Anarquía", Bane es la "Venganza". Se usa mucha palabra grandilocuente para ilustrar conflictos espirituales a través de violencia física y creo que se juega mucho con la idea de que la ciudad de Batman crea estos retos para él, porque su aparición destruye el status quo de criminalidad, decadencia y corrupción que la rige. Siento que hay que tener algún grado de predisposición positiva para involucrarse en la alegoría filosófica de Nolan e imagino que habrá mucha gente a la que le resultará un escenario poco apto para eso y que por lo tanto rechazarán la película.

Si hay algo que admiro de esta trilogía es que Christian Bale todavía tenga garganta, pero creo que The Dark Knight Rises es un cierre apropiado para la historia que retoma ideas de Batman Begins y explota de manera interesante las consecuencias del final de The Dark Knight. En la semana pude volver a ver estas películas y creo que hay una coherencia temática entre ellas que es bastante admirable... lo mejor es que aunque hayan vivido escondidos en una cueva y esta sea la primera película de Batman que ven, de todas maneras pueden entender la trama suponiendo que vivir en esa cueva no les haya impedido saber cosas básicas de la mitología del hombre murciélago. The Dark Knight Rises es una buena película de cómics, una buena película de Batman y una buena película a secas, su puesta en escena es impresionante y aunque tal vez peque de ambiciosa, creo que es mejor caerse por ese motivo (que no es el caso), que por reciclar ideas y apostar a lo seguro. Recomendada.

Calificación:

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com