viernes, 4 de julio de 2008

Reseña: Joker's Assylum #1

Joker's Asylum #1Título: Joker's Wild

Guión:
Arvid Nelson
Artista: Alex Sánchez
Color: José Villarrubia
Rotulista: Rob Leigh

Editores: Mike Marts y Jeanine Schrefer (asistente).

Portada: Andy Kubert.

Publicada el Miércoles 2 de Julio por DC Comics.

Me llamó la atención esta revista porque me llama la atención cualquier cosa relacionada con ese terrible y demente enemigo de Batman, el Joker. Eso no significa que lea todo lo que sale sobre él, solo que me llama la atención. Y en este caso, impulsado quizás po su inminente aparición en la nueva película de Batman: The Dark Knight (que estrena este mes) decidí leerme este primer número de una miniserie de 5 partes, cada una enfocada en diferentes enemigos de Batman y presentada por su anfitrion, el inigualable y siempre amado Joker, que abre con una historia propia...

Como muchos, tengo la imagen del Joker de Jack Nicholson (de la película Batman de 1989 dirigida por Tim Burton): un sujeto trastornado, con metas claras que ejecuta siguiendo caminos sinuosos y violentos, denotados por una locura que ninguno de los internos del asilo Arknam puede igualar. Sin embargo, tengo la impresión que los autores desde los 90's (luego del exitaso que significó Batman: Killing Joke) se centran en un Joker más violento que demente. La única excepción ha sido el Joker de la serie animada, que siguiendo los delineamientos de Nicholson, encuentra un balance entre demencia y locura. Así las cosas, esperaba tristemente encontrar un cómic que retratara más de ese Joker violento, salvaje, que va dejando cuerpos y sangre derramada por donde camina. Sorprendentemente, salvaje si fue, pero de sangre derramada hay más bien poco.

Joker's Assylum muestra una estrafalaria aventura del Joker como en los mejores días de la Pre-Crisis. Es una historia que contiene una dura crítica a las cabezas tras las amarillistas imágenes que muchas veces se ven en televisión y también, a los pasivos televidentes que llevados por el morbo no cuestionan (o no cuestionamos) lo que ven sino que se deleitan en el sufrir ajeno. Visto así y parafraseando al Joker: "¿Quién es el demente?".

Esta una aventura ligera, loca y olvidable si se quiere, pero que entretiene y nos recuerda que además de ser un asesino despiadado, el Joker es un sujeto con una loca visión del mundo y que de él puede esperarse cualquier cosa, literalmente. Pero no se equivoquen, si no fuera por el temor que genera, por el pánico que su presencia inspira en la gente y que se refleja fielmente en este cómic, esta historia quedaría sin piso.

Sobre el arte, es algo peculiar, diferente. Sanchez le imprime a la historia un ambiente caótico intentando reflejar quizás la visión distorisionada que del mundo tiene el protagonista. Tardé un poco en acostumbrarme. Se aleja bastante de las interpretaciones clásicas de este tipo de cómic de superhéroes y no creo que sea del gusto de muchos. La verdad, no creo que me guste verlo en una serie regular, es bastante denso lo que lo hace un tanto pesado a la vista y cansa a ratos. Para esta historia particular creo que cumple y le da un poco de distinción, ayudando un poco a que no sea solo un cómic más sobre el Joker.

Para cerrar, la frase más destacada del cómic: "Nunca me había divertido tanto sin matar a nadie".

6 de 10 CVs

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a cverso@comicverso.com