viernes, 25 de julio de 2008

Reseña: X-Factor #33

X-Factor #33Título: He Loves You, parte uno de tres

Guión: Peter David
Dibujo: Larry Stroman
Tintas:
Jon Sibal
Color: Jeromy Cox
Letrerista: Cory Petit

Editor: Will Panzo & Aubrey Sitterson (asistente)

Publicado el Miércoles 16 de Julio por Marvel Comics

Siempre resulta un tanto molesto cuando un mega-crossover o evento de una editorial interfiere con la continuidad de una serie regular, y recuerdo que Peter David se quejó de ello hace muchos años cuando The Executioner Song ocupó las páginas de los cuatro títulos mutantes principales, lo que significó interrumpir su historia en las páginas de aquel volumen 1 de X-Factor para ocuparse de lidiar con parte de aquella saga. Curiosamente ese crossover también marcó la salida de quien fuera el dibujante de ese título desde que Peter David empezó a escribirlo, Larry Stroman, pues debido a los apretados deadlines se optó por usar a otro artista (Jae Lee) para los números del crossover, y por introducir a un nuevo artista regular (Joe Quesada) una vez concluído el mismo. Y es curioso porque al darse el inevitable tie-in con el actual evento, Secret Invasion, se introduce como nuevo artista regular de la serie a Larry Stroman.

Afortunadamente Marvel no vio necesidad de involucrar de lleno este título en Secret Invasion y decidieron darle cierta libertad a David para desahogar el trámite de la participación en el mismo con un mini-crossover entre X-Factor y She-Hulk, cuya serie es escrita por el propio David. Recién instalados en su nueva sede en Detroit, Michigan, X-Factor es contratado para buscar a Darwin, un mutante con la capacidad de adaptarse a su entorno, lo que lo convierte en un sobreviviente excepcional. Aparentemente a Darwin se le vio en Detroit acompañado de otro mutante, cuya descripción encaja con la de Longshot, el antiguo miembro de los X-Men, pero ¿se trata realmente de él?

Lo Bueno: Peter David es uno de los guionistas más capaces y experimentados trabajando en la industria, así que no es sorpresa que pueda lidiar con la obligatoria participación de este título en el crossover de turno sin tener por ello que abandonar la historia en curso. Val Cooper sigue con su acoso y chantaje sobre Madrox, el embarazo de Syrin progresa de manera normal, y el resto del equipo mantiene su dinámica como si a su alrededor no ocurriese nada tan importante como una invasión extraterrestre. Al menos, claro, hasta que tengan algún avistamiento de un skrull.

Lo Malo: Quiero aclarar que nunca me ha gustado el estilo de Stroman. Su narrativa es mayormente clara y eficiente, pero sus personajes tienden a parecer constantemente en pose, lo que sumado a su peculiar estilo para dibujar rostros y cuerpos le da un efecto bastante raro a su trabajo. Cuando dibuja escenas de calle o gente en actividades cotidianas no suele haber mayor problema, pero en cuanto se trata de secuencias de acción o se necesita dibujar a un héroe en su vistoso uniforme de spandex viene el problema. Debo admitir que aquí su trabajo se ve menos sombrío de lo que recordaba, pero eso puede deberse a las ligeras tintas de Jonathan Sibal, entintador acostumbrado a colaborar con artistas de un estilo tradicionalmente más acorde con el género de superhéroes.

El Veredicto: X-Factor #33 mantiene la mezcla de aventuras, humor e intrigas inter-personales que caracterizan a esta serie. Aún si no son aficionados a los títulos de mutantes de Marvel se trata de una lectura recomendable, por partida doble si son fans de Peter David o alguna vez han disfrutado de alguna serie escrita por él. Y si no están siguiendo Secret Invasion tampoco eso representa problema alguno, pues este mini-crossover sucede solo marginalmente dentro de esa historia y puede seguirse perfectamente sin mayor esfuerzo.

8 de 10 CVs


Deja tus comentarios o escríbenos directamente a cverso@comicverso.com