miércoles, 20 de abril de 2011

RC: Questionable Content


Por Alberto Calvo

Las Recomendaciones de la Comicteca tienen por objeto difundir comics y novelas graficas poco conocidas o que pudieran haber escapado de la atención de la mayoría de lectores de comics. Sin embargo, con los múltiples cambios que se están dando en el medio y en la industria del entretenimiento en general, creo necesario adaptarnos a los tiempos para incluir material disponible en formato electrónico a través de la web. Bienvenidos a la primera de nuestras Recomendaciones de la [Web]Comicteca:
Questionable Content

Autor: Jeph Jacques
Fecha de Publicación: Agosto 2003 - presente
Formato: web strip vertical, a color, publicada de lunes a viernes


Jeph Jacques se ha convertido, literalmente, en un ejemplo de libro de texto de como puede alguien convertirse en un cartonista exitoso publicando única y exclusivamente vía web. Y digo literalmente porque su historia y su trabajo han sido utilizados como ejemplo del potencial del medio en diversas publicaciones, incluyendo Making Comics, de Scott McCloud.

Questionable Content es una tira cuyo personaje principal es Marten Reed, un aficionado al rock independiente y cuya vida carece de dirección. En un principio Jacques tenía pensado dedicar la tira a las introspecciones de un depresivo y solitario chico, quien solo tenía por compañía a Pintsize, un anthroPC, que son robots humanoides inteligentes y con conciencia propia.

Sin embargo, al pasar de las tiras Jacques decidió introducir más personajes, empezando con un interés romántico, Faye Whitaker. Esto multiplicó las posibilidades narrativas de la tira, que poco a poco fue incorporando elementos dramáticos y concentrándose en las relaciones de pareja. La introducción de más personajes fue incrementando el nivel de complejidad de la historia.

La tira tiene lugar en Northampton, Massachussets, y las locaciones más frecuentes son el departamento de Marten y el Coffee of Doom, una cafetería cuyo personal, exclusivamente femenino, es parte central de la trama. Aún cuando podría pensarse que la tira transcurre en un mundo como el nuestro, la presencia de los AnthroPCs y algunas otras referencias a tecnología futurista (humanos viviendo de manera permanente en el espacio, una motocicleta inteligente capaz de transformarse en un robot asesino, etc) nos lleva a pensar que se trata de un mundo paralelo, pues algunas referencias musicales y culturales la ubicarían en el presente.

En los primeros meses la música era parte importante del humor de la tira, con frecuentes bromas alrededor de la escena indie y lo pretencioso de muchos de sus miembros y seguidores, años antes de que burlarse de los hipsters se pusiera de moda.

Aún cuando nunca se lanza de lleno a la crítica social, Jacques inyecta una buena dosis de ella a la tira sin por ello olvidarse del humor. La tira mezcla elementos drámaticos con una estructura de sitcom, haciendo un uso constante de humor basado en la música y el sexo. Las relaciones de pareja y todas las complicaciones que ésta conllevan es el principal motor narrativo de la tira, pero cada vez que las cosas parecen tornarse demasiado serias alguna incidencia ridícula o sin sentido regresa las cosas a la normalidad. Personalmente considero que el gran fuerte de Jacques y la razón de su éxito es su capacidad para desarrollar personajes creíbles con quienes su audiencia pueda empatizar.

La razón por la que se considera a Questionable Content y a Jeph Jacques como un caso de éxito en el mundo del webcomic es bastante simple: poco más de un año después de iniciar la publicación de QC, Jacques pudo renunciar a su trabajo para concentrarse de lleno en la creación de la tira, siendo capaz de vivir junto con su esposa únicamente de los ingresos por publicidad y por la venta de mercancía asociada a la tira.


Jacques empezó a desarrollar la tira mientras trabajaba en un call center, y originalmente publicaba dos tiras por semana. Conforme fue desarrollando su habilidad para dibujar con una tableta comenzó a modificar su estilo y pronto cambió su periodicidad a tres veces por semana. En septiembre de 2004 Jacques abandonó su empleo y desde entonces actualiza la tira diariamente de lunes a viernes.

Si comienzan a leer la tira desde el principio -lo más recomendable- les recomiendo un poco de paciencia, sobre todo en lo que toca al arte. Aquellos primitivos trazos de los primeros meses de la tira crecen en uno, además de que hay que recordar que ningún artista empieza su carrera creando piezas perfectas - aunque existen algunas excepciones, claro. La tira muestra la clara evolución tanto artística como narrativa de su autor y eso es una tendencia que persiste hasta ahora, cuando casi ocho años después de empezar, Questionable Content cuenta con más de 1900 entregas.

Tentado con la idea de buscar sindicalizar la tira para que ésta apareciese impresa en diarios, Jacques optó por no hacerlo a fin de no ceder control editorial de su trabajo. Para compensar, a finales del año pasado decidió publicar por su cuenta el primer volumen de QC, el cual contiene las primeras trescientas tiras, mismo que pueden comprar visitando su tienda oficial.

Tal vez el volumen de material disponible o la cruda apariencia de las primeras entregas puedan desanimar a muchos, pero si se deciden a leerla les garantizo que no se arrepentirán. Además, ¡es gratis!, ¿Qué más se puede pedir?

Altamente recomendada.

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com