lunes, 18 de abril de 2011

JLA/JSA: The Dark Things - 1ª Parte

"The Dark Things" ("Cosas Oscuras") es un team-up de la Liga de la Justicia y la Sociedad de la Justicia, el último de una larguísima tradición iniciada en 1963 con el número #21 de la Justice League of America y que fue largamente interrumpido producto de las repercusiones que tuvo Crisis en las Tierras Infinitas en la estructura del Universo DC.

La serie se compone de 5 partes (JLA #46, #47 y #48 y JSA #41 y #42) sin embargo es absolutamente necesario iniciar la lectura con el número #44 de Justice League of America y conveniente leer el epílogo en Justice Society of America #43, así que en realidad son 8 las revistas que hay que leer.

JUSTICE LEAGUE OF AMERICA #44

Justice League of America #44
Abrimos la serie con una secuencia de acción que a poco de avanzada descubrimos que se trata de una sesión de entrenamiento en la Cocina (The Kitchen), algo así como la Sala del Peligro ("Danger Room"), de los X-Men, pero en el Satélite de la JLA (exactamente como la "Danger Room" de los X-Men, en realidad).

En éste punto de la historia de la JLA el grupo se compone de 4 miembros: Batman (Dick Grayson), Donna Troy (que no sé cuál es su nombre de batalla hoy en día), Congorilla (porotos para Robinson porque lo hayan dejado llevarlo a la Liga) y Starman (Mikaal Tomas). No debo decirles que se trata de una de las formaciones más débiles en la historia de la serie, pero en ocasiones eso se presta para hacer limonada.

Conciente de que Congorilla y Starman son personajes practicamente desconocidos para la gran mayoría de los lectores, Robinson es bastante didáctico en esta secuencia introductoria y se encarga de que ellos le cuenten su historia a los lectores y expliquen sus poderes. Congorilla no sólo es un hombre en el cuerpo de un Gorila Dorado, sino que además puede crecer de tamaño hasta dimensiones King Kong-escas (aunque no en forma totalmente voluntaria) y tiene capacidades regenerativas avanzadas... no es Wolverine, pero es difícil de matar. Starman recibe sus poderes de la gema mística que tiene incrustada en el pecho, ella le permite volar, disparar rayos de energía y tiene un grado respetable de Superfuerza e invulnerabilidad al calor y el frío.

La sesión de entrenamiento es interrumpida cuando un meteorito verde se estrella contra el Satélite de la JLA. Los nuevos integrantes se lucen salvando a los veteranos y comienza el trabajo de averiguar qué demonios pasa, para lo cual la Liga viaja hasta el lugar donde el meteorito hace contacto con la Tierra: El Bosque Negro en Alemania.

Los primeros en llegar son la Die Rakete-Auslese ("La Élite de Cohetes". Un escuadrón de soldados con armaduras de combate creados a partir del Escuadrón de Misiles Rojos o "Rocket Reds" de Rusia, que hace su debut en el DCU), quienes reciben una paliza a manos de Etrigan. La Liga llega a tiempo de evitar que haya bajas entre los soldados alemanes y logran trabajar en conjunto para derrotar a Etrigan, lo que Robinson se encarga de remarcar que no es menor, dado que llevan muy poco tiempo juntos y apenas se conocen.

Mientras tanto, la Sociedad de la Justicia investiga lo que ocurre con Alan Scott, quien ha comenzado a emitir luz verde de forma inexplicable y se encuentra en una especie de coma. Mr. Terrific y Dr. Mid-nite trabajan afanosamente en descubrir el origen del estado de Alan Scott, mientras Obsidian se desespera al no saber qué le ocurre a su padre. La situación es iterrumpida cuando Faust llega a decirle al grupo que lo que ocurre con Alan Scott es sólo un presagio de los eventos por venir... el fin del mundo.

De vuelta con la Liga, Etrigan recupera su forma humana y Jason Blood le explica a los héroes que sus acciones se deben a que fue momentáneamente poseído por el meteorito, sintiendo el deseo irrefrenable de apoderarse de él. Jason Blood se marcha y Congorilla nota una fisura en el meteorito... contra todo buen sentido la Liga decide forzar la fisura y ver qué hay dentro del meteorito, para encontrase con Jade, Jennifer Lynn Hayden, la hija de Alan Scott.


JUSTICE LEAGUE OF AMERICA #45

Justice League of America #45
Prólogo: La situación en los cuarteles de la Sociedad de la Justicia pasa de café a oscuro cuando el cuerpo de Alan Scott comienza a levitar, sin que siquiera Faust pueda explicar lo que ocurre.

De vuelta en Alemania, Jade ha despertado de su letargo y Die Rakete-Auslese quiere detenerla para interrogarla por los daños causado por el Meteorito dentro del cual venía. En medio de la discusión, donde Jade se niega tenazmente a ser detenida, Alan Scott aparece en el cielo flotando sobre el lugar donde está la Liga, mientras la Sociedad de la Justicia lo persigue en el avión del grupo (el Mark 8).

La secuencia es interrumpida por Powergirl, quien atraviesa a toda velocidad la nave de sus compañeros, destruyéndola por completo, y propiciando la caída al vacío de... bueno, de todos, porque ninguno de ellos vuela. Entre Jay Garrick y Jesse Quick se las arreglan para salvar a Mr. Terrific, Dr. Mid-Nite, Lightning, Mr. America, Wildcat y Faust, ante la mirada atónita de la Liga.

El grupo aún no se recupera del golpe cuando nota que Obsidian flota inconciente al igual que su padre y Powergirl se dirige a ellos para terminar el trabajo... pero es interrumpida por la llegada de Supergirl. Kara fue llamada por Congorilla, que la conocía de antes (como explica Robinson mientras las dos primas de Superman se enfrentan en una batalla sobre los bosques de Alemania). Finalmente Batman deduce que el poder que controla a Powergirl es de origen mágico y que tal vez sea mejor atacarla con magia, por lo que envía a Jade a pelear con Powergirl, estrategia que resulta exitosa, porque ésta logra dejarla inconciente.

La Liga se reagrupa junto a la JSA y cuando Die Rakete-Auslese se aproxima para el round de revancha contra Powergirl y Jade, ésta última levanta un campo de fuerza y aprovecha el descanso para explicar que el meteorito en el que llegó es en realidad el Starheart, uno de los primeros intentos de los Guardianes del Universo por proveer de poder a sus tropas de policías estelares y que está formado por las "energías caóticas" del Universo (o la Magia... pero supongo también podría interpretarse como una especia de Piedra Filosofal cuántica capaz de modificar la realidad). Piedra a partir de la cual, con un trozo que cayó a la Tierra hace siglos, Alan Scott dio forma a su Linterna Verde.

La clase es interrumpida cuando Batman comienza a recibir reportes de sucesos extraordinarios alrededor del mundo, donde varios metahumanos, seres mágicos y elementales, han comenzado a atacar ciudades sin razón aparente. El grupo concluye que éstos están siendo poseídos por el Starheart y que varios acontecimientos inexplicables ocurridos con anterioridad fueron probablemente influenciados también por el Starheart.

En medio de las deliberaciones, Alan Scott despierta, sin embargo algo extraño ocurre con él, parece estar poseído al igual que Powergirl y Etrigan. Jade desconoce el tono y la actitud de su padre y éste anuncia que tal como dijo Faust, se acerca el fin del mundo, para luego transformarse en una versión de sí mismo muy similar a aquella que conocimos en Kingdom Come.


----

Comentarios: No vengo siguiendo la Liga de la Justicia, pero uno siente claramente que esta es una historia de transición para la serie, tal como lo desea el guionista.

Lo que hace Robinson basicamente, es elaborar cuál será la dinámica del grupo y presentar a los nuevos reclutas de la serie (Supergirl y Jade, por ejemplo), lo que está bien, ya que obviamente no tiene la libertad de utilizar a los personajes que uno normalmente vería en la JLA (en el número anterior varios personajes dejaron la serie, en tanto que Superman, Batman, Wonder Woman, Green Lantern, Green Arrow, Flash, Aquaman y Martian Manhunter no estaban disponibles).

Los diálogos de la revista me parecieron algo extraños. Robinson parece querer seguir con la tradición que inició Jeph Loeb en Superman/Batman y que luego continuó Meltzer en el lanzamiento de esta serie, de utilizar los cuadros de diálogos para expresar los pensamientos de los personajes y para ello cada cuadro tiene  un color ad-hoc al personaje correspondiente. A ratos el sistema funciona, a ratos el asunto confunde (por lo menos a mi), debido a que Robinson trata de mantener dos relatos simultáneos, la acción y la superposición de cuadros de pensamiento (de modo que uno contraste las personalidades de los personajes), pero extiende el ejercicio por varias páginas y en ocasiones a uno se le olvida de qué color era el cuadro de pensamiento de tal o cual personaje porque lo ve primero en la página 1 y luego en la página 4. La razón de que me parecieran extraños es que en mi opinión hay un afán de Robinson por imitar el estilo de Bendis en los Avengers, de intercalar chistes en las conversaciones de los personajes (para lo cual Bendis usa principalmente a Spider-man), pero dado que no tiene a un payaso de profesión en el grupo, algunos comentarios resultan desubicados para las situaciones descritas.

También resulta un poco majadero en el tema de darle personalidad a los personajes porque varios resultan bastante molestos... todos conocemos personas que nos resultan molestas (yo, por ejemplo), pero rara vez los protagonistas del cómic son molestos porque la idea es que nos caigan bien. Dick Grayson es caracterizado como brillante, pero inseguro y el resto de los personajes lo respetan y le hacen caso, pero cuestionan internamente si acaso tendrá razón... en varias escenas Batman se detiene y lanza una reflexión que pareciera decir: "¡Cierto! soy Batman, tengo que hacer algo inteligente... espero no meter la pata". Es cierto que marca una distancia grande con Bati-Dios que escribía/escribe Morrison, pero a la vez pienso que hay que darle algo de crédito a Grayson quien ha liderado a los Titanes en batallas contra Trigon desde antes de tener licencia para manejar.

Jade es caracterizada como una niñita de Papi, Congorilla hace recordar a Hank McKoy, Donna es mujer de armas tomar y así sucesivamente. Por ahí hay algunas discusiones algo forzadas y aburridas entre Mr. Terrific y Faust debido a que uno es racionalista y el otro es un mago y todo lo anterior suma largas porciones de texto que hay que masticar a marcha forzada sin que aporten demasiado a la historia.

El dibujo de Mark Bagley lamentablemente no es el mejor que le he conocido. Hay muchas viñetas que parecen dibujadas demasiado rápido y varios dibujos tienen malos acabados, como que un personaje tiene una ceja más arriba que la otra o un ojo mira a la derecha y el otro al centro... son pequeñas cosas que sumadas van haciendo que el resultado no sea el mejor, lo que es rematado por el trabajo del colorista (Ulises Arreola), que me pareció malo. Lo que no me no me gusta del color es la elección de colores... es como si toda la revista estuviese iluminada con luz Invernal y todos los personajes se ven opacos y deprimentes, además de que la transición desde un tono a otro no siempre es suave y uno tropieza con varias "pinceladas" distractoras.

La lectura de esta porción introductoria de la historia me dejó bastante insatisfecho, pero estoy determinado a comentar la historia completa así que espero que vuelvan el próximo Lunes para leer la segunda parte de "The Dark Things".

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com