martes, 6 de junio de 2006

Reseña: X-Men - The Last Stand


Nuestro Staff preparó 3 reseñas, para que comparen las opiniones y el nivel de entusiasmo que generó entre ellos la película..



Por Alberto Calvo

Donde las primeras dos cintas de la saga se basan en el desarrollo de personajes y el tratamiento inteligente de temas trascendentales sobre la naturaleza humana, la tolerancia y la diversidad de ideas, esta entrega se centra en la acción y los efectos especiales.

Brett Ratner siempre se ha caracterizado por hacer películas a la medida del presupuesto y requerimentos de los estudios más que por su capacidad para contar historias o desarrollar personajes de una manera creativa u original, y X-Men: The Last Stand no es la excepción.

El principal problema que tiene la película es que su historia resulta demasiado compleja y pretenciosa para los estándares de Ratner. Sólo la idea de lidiar con la saga de Fénix Oscura sería más que suficiente como para abarcar una película, así que el integrar el asunto de la cura y utilizarlo para que Magneto decida que es hora de acabar con el conflicto antes de que éste empiece es demasiado para la hora cuarenta y tantos que dura la película.

La inclusión de más personajes, entre los que podemos destacar a Kelsey Grammer como Beast y a Vinnie Jones como The Juggernaut, sólo sirve para aglutinar la pantalla con maquillaje y efectos especiales, renunciando por completo a desarrollar mínimamente a cualquier personaje, ya sea nuevo o previamente establecido. Ben Foster en su interpretación de Angel sólo es un pretexto para motivar el origen de la cura y es gratuitamente usado en una simbólica escena de libertad al final de la cinta, en tanto que Ellen Page en el papel de Kitty Pryde es completamente desperdiciada, sirviendo únicamente como detonante de un sub-plot para Rogue.

Los personajes que ya conocíamos son presentados como estereotipos sin sentimientos ni credibilidad, Halle Berry sigue sin convencer como la presunta líder de los X-Men, más preocupada por verse bonita e interesante que en comportarse como una figura de autoridad. Colossus tiene más tiempo en pantalla que en la película anterior, pero apenas tiene un par de parlamentos. Cyclops es desechado de una manera estéril y sin sentido aún antes de que nos de tiempo de sentir lástima por él. En cuanto a Jean, resulta triste pensar que la idea de Ratner y sus guionistas sobre quien sería el mutante más poderoso en este mundo no sea más que una versión diluída de la Carrie de Stephen King, y sin siquiera la excusa de la angustia adolescente como pretexto motivacional.

A rescatar: pues no es tan mala como se pudiera temer (Los Cuatro Fantásticos o The Punisher, por ejemplo), es necesario reconocer que existen algunas secuencias de acción muy bien logradas, como la sesión de entrenamiento en el Cuarto del Peligro y la batalla en Alcatraz. El trabajo de maquillaje y efectos especiales es excelente (excepto en el flashback al pasado, donde el "maquillaje digital" no convence) y Wolverine, se convierte en el único personaje interesante y con cierto grado de desarrollo en toda la película.

Si en verdad es la última parte de la saga, es una pena, pues el potencial para contar historias interesantes con personajes atractivos era muy grande, pero por otro lado, si esta cinta es un indicativo de lo que hubiera seguido, tal vez sea mejor así. Ojalá y la proyectada película de Wolverine y la presunta precuela protagonizada por Magneto gocen de un mejor trabajo de guión y dirección. En resumen, X-Men: The Last Stand es una película completamente inocua y palomera.

Evaluación:
5 de 10 CVs



Por John Mejía

Finalmente la anunciada "última" película de la saga. A partir de aquí (según han anunciado) los mutantes no llegaran a la gran pantalla en montonera sino en películas dedicadas a uno o dos de ellos. Las razones son básicamente economicas. Y los primeros candidatos para estas nuevas series son "Magneto" y "Wolverine". Pero esto es lo que se viene. ¿Qué hay de lo que ya fue? ¿Qué tan buena fue esta "Ultima Batalla"?

En términos comiqueros, siempre se habla del tema de la continuidad de los personajes. Esto es, toda la historia vivida que un personaje ha tenido desde su primera aparición y más allá. Actualmente vivimos (hablando de los mutantes) con personajes como Xavier y Magneto, que tienen más de 30 años de antiguedad. Con más de una publicación mensual, es fácil calcular que mucho ha ocurrido en las vidas de estos mutantes. Entrar hoy día en ese mundo no es fácil, pues los X-Men poseen una de las continuidades más complejas del medio (realidades alternas que existen paralelas a la principal, futuros que ya no fueron pero que dieron grandes historias, en fin, la lista es bastante extensa). Por ello, querer comparar la película con los cómics es algo que carece de lógica. No se pueden condensar 30 años en escasas 6 horas de película. Así, la película debería juzgarse en términos de lo que la continuidad en las películas ha sido y que difiere de la de los cómics en muchos aspectos, aunque conserva las premisas básicas. Bien lo dijo antes el director de las dos primeras películas, Bryan Singer (y bien aplica para su nuevo trabajo en Superman Returns): No se trata de una adaptar los cómics al cine, sino en hacer una película basada en los personajes de los cómics.

Dentro de este marco, la serie "X-Men" funciona bien, porque inicia con la introducción del "problema" mutante en terminos de convivencia (en la primer cinta), muestra que hay elementos en ambas partes, humanos y mutantes, que quieren acabar con el otro (X2 - mutantes unidos) y termina en la confrontación definitiva entre las partes, cada una usando su mejor arma (de aquí la justificación en la historia del título: "La última batalla"). Algunos criticaran la escasa aparición de Rogue en la película (yo mismo lo hice), pero recordando la historia en las películas previas, más el énfasis que de nuevo se hace en esta, se entiende el por qué decide por propia voluntad terminar con el "problema" que sus poderes implican, sin que parezca algo forzado. Otras evoluciones como la de Iceman son bienvenidas, pues finalmente lo vemos con la apariencia que siempre tuvo en los cómics. Y Kitty Pride usa sus poderes con gran maestría, luego de sus escasas apariciones en las cintas anteriores. Podría ser discutible la muerte de algunos personajes en este capítulo de la serie, pero (y comparando con los cómics) practicamente todos los X-Men han muerto y resucitado en algún momento de sus carreras. Así que verlos morir no significa no volverlos a ver en un "futuro no muy lejano".

La película tiene sus bonificaciones: Por vez primera vemos el "Cuarto del Peligro" y cientos de personajes desfilan por la pantalla (Bestia, Angel, Psylocke --jeje si no la vieron no se preocupen, sólo aparece en algunas escenas en medio de la montonera de mutantes reclutados por Magneto-- y por supuesto, Juggernaut!). Hay momentos que fueron también tomados de los cómics, como el reencuentro entre Jean y Scott y el surgimiento de Fénix. Vemos también a Bestia recitando una célebre cita en medio de la batalla final. En dos breves momentos de la película, se observa el enorme cariño que Magneto siente por Xavier, aunque no deja que eso se interponga en obtener su meta final. Y vemos más de Wolverine usando sus garras para rebanar (textualmente) a sus rivales, como quien dice, haciendo lo mejor que sabe hacer.

Momentos malos? Seguro, cada quien tendrá los suyos. Para mi, pudieron dar un mejor uso ha personajes que sólo hicieron apariciones efimeras (mencione ya a Angel y Psylocke?) pero la verdad es que en una película tan corta y rápida, no había cama para tanta gente. Quizás la idea de hacer películas por personaje no sea tan mala después de todo. Aunque claro, siempre será bienvenida una nueva película con los X-Men en conjunto, algo nada imposible en terminos de historias, ya que material hay de sobra para, como dijo James Marsden (Cyclops), "hacer 50 de estas películas".

Evaluación:
8 de 10 CVs



Por Esteban Pedreros.

Ésta película se estrenó en Chile el Jueves 26 de Mayo y fui a verla el Sábado 28.

No soy fanático de los X-men, creo haberme leido sólo algunas revistas como "Días de Futuro Pasado" y "la Saga de Fénix Oscura", pero me gustaron bastante las películas de Brian Singer, en particular la segunda y tenía moderadas espectativas respecto de la tercera entrega.

X-Men 3 es un producto de consumo masivo y se nota... afortunadamente hay que ser muy desubicado para que rer ver cine arte en una superproducción de 150 millones de Dólres.

Cuando se estrenó X-men, Brian Singer era un director con pergaminos pero sin demasiada filmografía, fui a verla con algo de esceptisismo, pero con la ventaja de no tenerle mayor apego a los personajes, lo que es una bendición cuando en 1 minuto de film re-escriben 20 años de aventuras... si no te importa, no te afecta.

X-Men fue una buena película, pero X-Men 2 fue una gran película y la razón era simple, ya no había que andar explicando nada, la gente ya había visto los orígenes en la primera, y siendo la mayoría de los malos sólo carne de añon, no es imprescindible darles historias que expliquen su comportamiento.

Para X-Men 3 Singer no estaba disponible, pero estaba Brett Ratner y Rattner es un artesano, un trabajador. Singer es un intelectual que ve "films", Rattner es un entusiasta que hace "movies", la diferencia es evidente que Rattner se anota unos cuantos porotos por no intentar hacer de X-Men 3 una visión personal sobre el mundo mutante, sino que tomar y aprovechar lo construido por Singer, estética y arquetípicamente y simplemente relajar la mano y ocuparse de la acción.

Rattner sabe que lo ocntrataron para entregar un producto y no tiene pesadillas en la noche por hacer cine liviano, Rattner es el director de películas como "Rush Hour" 1 y 2 y de la respetable "Red Dragon". Sabe contar historias y sabe entretener.

No obstante lo anterior X-Men 3 tiene algunas falencias... hay muchos personajes que casi no se desarrollan. La Inclusión de Angel, por ejemplo, pasa casi desapercibida dentro de la película. El trabajo de su padre es central para la trama, pero a fin de cuentas la trama parace una excusa para justificar la espectacular secuencia final de "la Última Batalla", donde mutantes buenos defienden a los humanos de los mutantes malos... jajaja


Los Puntos Bajos:
  • Anna Paquin (Rogue) sobra en ésta película, aparece tal vez unos 5 minutos y con un rol muy secundario.
  • Angel sobra en ésta película, aparece tal vez unos 5 minutos y con un rol muy secundario.
  • Mystique (Rebecca Romijn) sobra en ésta película (lamentablemente), aparece tal vez 5 minutos y con un rol muy secundario.
  • Juggernaut (Vinnie Jones) sobra en ésta pelíucla, aparece tal vez unos 10 minutos y con un rol muy secundario
  • Cíclope lamentablemente no sobra dentro de la trama, pero igualmente aparece tal vez 5 minutos y sería todo.
  • ¿Ya dije que Anna Paquin casi no aparece, cierto?
  • Excesivo protagonismo de Wolverine (Hugh JAckman), ¿pero eso ya lo sabíamos no?


Los Puntos Altos:
  • Las Secuencias de Pelea son ESPEC-TACU-LARES!!!!
  • Kitty Pride está muy bien lograda
  • Punto para Iceman como hombre hielo, transformándose en el Iceman que conocemos
  • Quédense hasta después de los créditos, hay una escena extra y bien vale la pena.
  • Halle Berry toma protagonismo.
  • Famke Jansen!!!
  • Kelsey Grammer como Beast. Sorprendentemente sale muy bien

Creo que lo que todos podemos reprochar de X-Men 3: La Batalla Final es el escaso desarrollo de la historia, el grupo de Magneto debe enfrentarse al de Xavier, Fenix tiene que perder el control, y Wolverine tiene que madurar y hacerse responsable frente a sus amigos... la película plantea estos conflictos de manera muy simple y luego llega a ellos intentando que la gran cantidad de personajes no se les vaya de las manos (cosa que de todas maneras ocurre), que el tono no se vuelva muy siniestro (con bromas ridículas) y que las secuencias de acción sean espectaculares.

Un ejemplo de ello es la secuencia donde los X-men entrenan en el Cuarto del Peligro... simplemente se introduce la escena para poder tener uan secuencia de acción en el primer cuarto de la película sin tener que explicar muchas cosas.

X-men 3 es una película simple, con excelentes efectos especiales, un desarrollo entretenido y una dirección correcta, pero no brillante.

¿Quieren entretenerse?
vayan a verla

¿Quieren un gran film?
no se molesten

Evaluación:
6 de 10 CVs





Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com