lunes, 12 de junio de 2006

Reseña: Outsiders #37

Escritor: Judd Winick.
Dibujante: Tom Grindberg (págs. 1-7) y Matthew Clark (págs. 8-23).
Tintas: Art Thibert.
Color: Guy Major.
Letrista: Phil Balsman.
Editores: Joan Hilty & Rachel Gluckstern.
Editorial: DC Comics.
Fecha de Publicación: 7 de Junio de 2006.

Portada: Daniel Acuña.

Los Outsiders, liderados por Nightwing, han derrocado al Presidente Banin de Mali y en la batalla final lucharon contra un velocista que resulta ser un clon de Jay Garrick.
Tras derrotar al clon, llaman a Alan Scott quien les confirma que el velocista es la viva imagen de Jay Garrick, reclamando su posesión y advirtiéndoles que Checkmate los tiene bajo vigilancia.
Nightwing administra justicia al Presidente Banin y deja al nuevo Gobernante bajo amenaza, en tanto que Superman hace una visita poco amistosa y se va con la cola entre las piernas.

Comentarios: A Judd Winick le gusta provocar, eso todos lo sabemos, y tras UAD ha decidido volver sobre la premisa original de los Outsiders y profundizarla.

Cuando se dio el vamos a ésta nueva colección, Arsenal organizó al equipo bajo el concepto de "ataque preventivo", de ser pro-activos en la persecusión de los super-criminales y no sólo hacerse cargo de reparar los desastres.

Tras muchas aventuras que fueron lisa y llanamente Outsiders versus el malo del mes, Winick vuelve sobre sus pasos y replantea la premisa original, ésta vez sin Arsenal y con el regreso de Nightwing, a quien muestra como un lider determinado y dispuesto a transitar por el terreno de la ambivalencia moral.
Vieja pregunta ¿El fin justifica los medios?
En principio sí, pero Winick intenta mostrar que quien soporta la premisa debe estar dispuesto a soportar asimismo los costos.

El equipo está hoy conformado por Thunder (hija de Black Lightning), Captain Boomerang (el hijo del original, quien apareciera en Identity Crisis), Metamorpho (no Shift, que creo que murió), Grace, Katanna (de los Outsiders originales, al igual que Metamorpho) y Nightwing.

Lo Bueno: Me gusta el dibujo de Matthew Clark, aunque quedan muchos viudos de Tom Raney dando vueltas. Las historias de los Outsiders son en general entretenidas y los diálogos de Winick siempre me han gustado.

Lo Malo: Cada escena de los Outsiders le recuerda a uno esas películas corales donde cada personaje tiene sus minutos predefinidos en pantalla, hace su introducción con alguna frase inteligente o escena de acción, recibe un plano general y un primerisimo primer plano haciendo algún gesto "cool". Para mi gusto Winick puso el piloto automático y si te gusta ésta colección la seguirás disfrutando, pero no hay mucho más que ver aquí...

Conclusiones: Éste número parece una transición entre la anterior saga de combate a las dictaduras brutales africanas rumbo al enfrentamiento con la hermandad del mal de Monsieur Mallah y The Brain, quienes son los responsables de la clonación de Jay Garrick. Dado el actual arco argumental de los Titans en que ha quedado claro que la Doom Patrol de Morrison está en continuidad, aquí se reafirma dicha idea al hacer más o menos evidente la relación romántica entre Monsieur Mallah y The Brain. Todo apunta a un nuevo crossover del estilo de los "Insiders", y esperemos que a diferencia de aquella oportunidad que terminó con varios muertos y cambios de alineación, aquí sea todo para mejor... vale la pena también recordar que en aquella oportunidad se reveló la herencia genética de Superboy y que en ésta oportunidad podríamos atestiguar su regreso, o una aproximación a su regreso (nota: recordar los experimentos secretos que lleva a cabo Robin en Teen Titans).

La revista aún no aburre, pero tampoco fascina, en mi opinión está estancada hace rato y le vendría bien una renovación creativa.

Evaluación:

6 de 10 CVs

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com